Al 29 de junio pasado, el saldo de las reservas internacionales del país alcanzó por quinta ocasión un máximo histórico al ubicarse en 157,337 millones de dólares, lo que significa un incremento de 373 millones de dólares respecto a la semana previa.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), dicho aumento representa un crecimiento acumulado de 14,862 millones de dólares, respecto al cierre de 2011.

La variación semanal en las reservas internacionales fue resultado del cambio en la valuación de los activos internacionales del banco central.

En su boletín semanal sobre el Estado de Cuenta del 25 al 29 de junio de 2012, el Banxico realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una expansión neta de la liquidez por 22,771 millones de pesos.

Este aumento fue resultado de una expansión debido al retiro de recursos de la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 34,455 millones de pesos, así como por una contracción de 11,684 millones de pesos, generada por una mayor demanda por billetes y monedas por parte del público.

La base monetaria (billetes y monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en ese instituto) se incrementó 11,684 millones de pesos, con lo que su saldo se ubicó en 748,819 millones de pesos, monto que implicó una variación anual de 18.9 por ciento.

Dicha cifra alcanzada retrocedió 14,673 millones de pesos en el transcurso de 2012, lo que es congruente, expuso el instituto central, con el ciclo y la estacionalidad de la demanda por base monetaria, considerando el efecto temporal asociado a las elecciones federales en México.

RDS