Los stocks estadounidenses de crudo aumentaron levemente y llegaron a un nivel récord pero su alza fue menor a la esperada, según datos de este jueves del departamento de Energía.

En la semana cerrada el 17 de febrero, las reservas de crudo crecieron en 600,000 barriles para acumular inéditos 518.7 millones. Analistas estimaron en la agencia Bloomberg un crecimiento mayor (3.25 millones de barriles).

Las reservas de gasolina tuvieron una reducción de 2.6 millones de barriles; superior a la merma de 1.5 millones estimada por los analistas.

Los inventarios de destilados también bajaron más de lo esperado al disminuir en 4.9 millones de barriles. Los expertos habían calculado una baja de un millón de barriles.

erp