Nueva York- Los inventarios semanales de crudo cayeron, mientras que los de gasolina subieron por cuarta semana seguida debido a que las refinerías incrementaron sus tasas de procesamiento, mostró este miércoles un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo retrocedieron 964,000 barriles, a 371.65 millones en la semana del 14 de diciembre, frente a la baja de 1.1 millones de barriles que aguardaba el mercado, según el reporte de EIA.

Las importaciones de crudo cayeron 101,000 barriles por día (bpd) a 8.36 millones de barriles.

En tanto, las existencias de gasolina subieron 2.21 millones de barriles, a 219.32 millones. El mercado esperaba un incremento de 1.8 millones de barriles.

Las existencias de gasolina estadounidenses han reportado su mayor incremento de cuatro semanas desde 1993, al aumentar en 18.9 millones de barriles en ese periodo.

La utilización de refinerías subió 1.1 puntos porcentuales al 91.5% de capacidad, frente a la previsión de que el uso se mantenga sin cambios.

Por su parte, los inventarios de destilados, que incluyen el diésel y el combustible para calefacción, cayeron 1.09 millones de barriles, a 116.97 millones, con respecto a la previsión de alza de 1 millón de barriles.

La producción doméstica de crudo, siguiendo con una tendencia al alza, aumentó la semana pasada a 6.86 millones de bpd, el nivel más alto desde 1994, mostraron datos de la EIA.

Las existencias de crudo en el punto de entrega Cushing, Oklahoma, subieron 145,000 barriles, a 46.96 millones de barriles.

Los futuros del crudo en Estados Unidos y Brent recortaron inicialmente sus ganancias tras los datos de EIA, pero luego retomaron su avance.

ros