La Reserva Federal de Estados Unidos aumentará las tasas de interés sólo tres veces este año, ya que ahora el panorama es más incierto tanto en el país como en otras economías del mundo, dijeron analistas encuestados.

La economía más grande del mundo es bastión de un contexto global cada vez más turbulento, y cuenta con los pronósticos positivos más inmediatos, referidos a la generación de inflación con una baja tasa de desempleo y un sólido ritmo en las contrataciones privadas.

Los mercados globales atraviesan una fuerte tormenta desde principio de año, con impactos en los precios de las acciones, las materias primas y el petróleo, debido a la preocupación por los problemas en China, la segunda economía del mundo.

La situación ha llevado a muchos a bajar el nivel de optimismo en las proyecciones estadounidenses, destacando que la Fed se verá obligada a seguir con el incremento de las tasas de interés iniciado el mes pasado el primero en casi una década pero a un ritmo más paulatino.

El sondeo a 90 economistas reveló que Estados Unidos crecerá 2.5% en el 2016, el mismo nivel estimado para el 2015 y por debajo de 2.8% previsto hace un año. Se trataría de un ritmo decente, pero insuficiente para generar un repunte fuerte en la inflación.

El crecimiento económico estadounidense parece haber cambiado a una velocidad menor en los meses finales del 2015 , dijeron los economistas Carl Tannenbaum y Asha Bangalore, de Northern Trust.

Si bien el crecimiento en el 2016 probablemente no será espectacular, los encuestados sólo ven 15% de posibilidades de que la economía entre en recesión. Una mayoría de los que respondieron una pregunta adicional dijo que prevé que el actual ciclo económico llegue a su fin en los próximos dos a tres años.

Lejos de la meta inflacionaria

Al subir las tasas de interés en diciembre, la Fed expresó confianza en que la inflación repuntaría pronto. Pero la mayoría de los analistas, incluso los más optimistas sobre el crecimiento, siguen escépticos al respecto.

El indicador clave de la inflación seguido por el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC por su sigla en inglés), que toma las medidas de política monetaria en Estados Unidos, probablemente será de apenas 1.6% este año.

En el 2017, llegaría a 1.8%, aun por debajo de la meta del banco central de 2 por ciento.

Los economistas encuestados por Reuters fueron todavía más cautos que la Fed, al pronosticar apenas tres alzas durante este año en las tasas de interés, y una tasa de los fondos federales de referencia entre 1 y 1.25% para mediados del 2016, similar a lo que estimaban el mes pasado.