Las monedas de países productores de petróleo se vieron favorecidas por el repunte del precio internacional del petróleo, como fueron los casos del peso mexicano, que registró una apreciación de 0.20%, el peso colombiano, que subió 1.90% y el real brasileño, que avanzó 1.04 por ciento.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 18.2345 pesos por billete verde en negociaciones interbancarias, con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (18.2635 pesos), resultó una revaluación de 2.90 centavos.

A las 7 de la noche, en operaciones fuera de mercado, la paridad registró un precio de 18.2150 pesos por dólar, frente al cierre previo de 18.2345 pesos, representó una ligera apreciación de 0.11 por ciento.

El precio del crudo referencial WTI ganó 2%, a 66.82 dólares por barril, mientras el Brent del mar del Norte subió 1.44% para ubicarse en 72.06 dólares y la mezcla mexicana avanzó 1.54% para establecerse en los 58.74 dólares por barril.

La directora de análisis bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que otro de los factores que ayudaron a la apreciación del peso fue el optimismo que mostró el mercado por los comentarios realizados por gente cercana a las negociaciones.

Destacó que, aunque Trump no vaya a la Cumbre de Lima, Perú, es posible que lo sustituyan algunas personas, como serían el representante comercial de EU, Robert Lighthizer y el secretario de Comercio de México, Ildefonso Guajardo, para hablar sobre los avances que hay en el TLCAN.

Agregó que favoreció el reporte que publicó la agencia calificadora Fitch Ratings, que comentó que EU va a aceptar el acuerdo del TLCAN porque ya entendió que salirse tendría un alto costo económico.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx