Este jueves dejan de negociarse los derechos de suscripción procedentes del scrip dividend de Repsol. Los inversionistas tienen la última oportunidad de vender los títulos en el mercado. En el caso de no hacer nada, recibirán una acción nueva por cada 22 títulos antiguos. El final de la contratación de los derechos llega en pleno desplome del valor en bolsa. La acción de Repsol y el derecho caen alrededor de un 5% en el arranque de la sesión.

La renovada caída del precio del crudo en el arranque de 2016 está pasando una dura factura al grupo que preside Antonio Brufau. Sólo en las cuatro primeras sesiones del año acumula una caída del 9%, solo superada en el Ibex 35 por Arcelor Mittal. Con la de este jueves, Repsol acumula ya ocho sesiones consecutivas a la baja.

En este escenario extraordinariamente bajista se ha desarrollado el scrip de la petrolera con cargo a los resultados de 2015. El pasado día 19 de diciembre se empezaron a negociar los derechos, que podían ser vendidos a la compañía a un precio de de 4.66 euros por acción hasta el pasado 30 de diciembre.

Una buena opción para los inversionistas que querían cobrar el dividendo en efectivo, ya que el precio del derecho de suscripción sólo ha cotizado por encima de 4.66 euros durante dos sesiones. Luego se ha desplomado hasta los 0.41 euros a los que cotiza este miércoles. Por lo tanto, ha sido más atractivo para los inversionistas vender los derechos a Repsol que hacerlo en el mercado.

Tras el fin del período de contratación de los derechos, Repsol abonará en efectivo el próximo día 12 el importe de los derechos de suscripción que fueron vendidos a la propia compañía. El día 15 empezarán a cotizar las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital.

[email protected]