La petrolera española Repsol abonará a sus accionistas un dividendo complementario con cargo a las cuentas del 2015 de 0.292 euros por título o una acción nueva por cada 39 antiguas, informó el lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para el pago del dividendo complementario, la petrolera ha recurrido una vez más a la fórmula flexible, que permite a los accionistas cobrar este dividendo en efectivo o en nuevos títulos.

Así, Repsol entrega un derecho de asignación gratuito por cada título, que los accionistas pueden vender en el mercado o a la propia compañía, o bien, canjearlos por nuevas acciones.

Aquellos que opten por venderlos a Repsol recibirán un precio fijo garantizado de 0.292 euros brutos por cada uno, lo que equivale a cobrar en efectivo, siempre que lo soliciten antes del 24 de junio y que previsiblemente se abonará el próximo 6 de julio.

Quienes prefieran cobrar en especie obtendrán una acción nueva por cada 39 antiguas. Para ello, Repsol ampliará su capital mediante la emisión de 37 millones de acciones, por un importe nominal de la misma cantidad.

El calendario del scrip dividend comienza este miércoles, 15 de junio, con la publicación del anuncio del aumento de capital en el Borme. Estas nuevas acciones empezarán a cotizar el próximo 18 de julio. (Agencias)

valores@eleconomista.com.mx