Aunque algunos datos económicos que dieron a conocer en los Estados Unidos resultaron por debajo de lo esperado por el consenso, como las ventas minoristas, mientras que las solicitudes por desempleo fueron mayores a las expectativas, no fueron obstáculos para que los tres principales índices bursátiles de Wall Street cerraran con ganancias promedio de 0.64%, mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registró una pérdida de 381.1 puntos, equivalente a una caída de 0.94%, aunque el volumen negociado se redujo a 288.1 millones de acciones.

Parte del ajuste que sufrió el IPC estuvo influenciado por los malos reportes del cuarto trimestre de 2013 que presentaron Alfa y Alpek, pero sobre todo por las pobres expectativas que mostraron para el 2014, provocando pérdidas de 9.2% y 6.7% en sus acciones, respectivamente, con un elevado volumen de acciones negociadas de 15.1 millones para Alfa y 9.5 millones para Alpek.

Sin embargo, no todas las noticias corporativas de empresas mexicanas fueron negativas. Cemex presentó en una reunión que tuvo en Nueva York, con analistas e inversionistas, sus expectativas para los próximos años, las cuales muestras una recuperación importante. También se publicó el reporte de Alsea, que fue muy bueno y superó las expectativas del mercado, por lo que no hay que perder la confianza en un repunte del mercado.

Análisis Técnico del IPC

Siguen las señales falsas del IPC, ya que no logra superar la resistencia que tiene en 41,000 puntos; sin embargo, a la baja parece que también le sigue costando trabajo caer más, pero es importante que no perfore los 40,000 puntos para no dejar expuesta una caída mayor.

La caída que presentó ayer el IPC deja muestras de debilidad a pesar de las buenas señales que había mostrado dos días antes, por lo que ante la dificultad que ha tenido hasta ahora para subir se sugiere compra con precaución, pues un debilitamiento acelerado afectaría la confianza de los inversionistas.

*MetAnálisis

fondos@eleconomista.com.mx