Durante abril pasado, la balanza comercial de México registró un superávit de 767 millones de dólares, por arriba de los 81 millones de dólares que alcanzó en igual mes de 2010, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con este saldo, d urante los primeros cuatro meses del año en curso la balanza comercial presentó un superávit de 2,678 millones de dólares.

En el cuarto mes del año, el valor de las exportaciones de mercancías fue de 27,968 millones de dólares, es decir, un aumento de 12.6% con relación a su nivel de abril del año anterior, en tanto que las importaciones sumaron 27,201 millones de dólares, es decir, una variación anual de 9.8 por ciento.

Las exportaciones no petroleras fueron por 23,369 millones de dólares y las de productos petroleros fueron por 4,599 millones de dólares.

El incremento de 12.6% se derivó de crecimientos de 35.1% de las exportaciones no petroleras y de 9% de las no petroleras.

La tasa resultó de avances de 6.2% en las exportaciones no petroleras dirigidas al mercado de Estados Unidos y de 20.2% en las canalizadas al resto del mundo.

Mientras tanto, la tasa de importaciones se originó de alzas de 30.2% en las importaciones petroleras y de 7.4% en las no petroleras.

Por tipo de bien, se reportaron ascensos en las importaciones anuales de 12.7% en las de bienes de consumo; de 8.3% en las de bienes intermedios y de 19% en las de bienes de capital.

Con cifras desestacionalizadas, en el cuarto mes del año las exportaciones totales de mercancías registraron un decremento mensual de 1.15%, respecto al mes previo.

Esa tasa fue consecuencia de reducciones de 5.65% en las exportaciones petroleras y de 0.21% en las no petroleras.

Por su parte, las importaciones totales presentaron un aumento mensual de 2.18%, como resultado de la combinación de un incremento de 20.66% en las importaciones petroleras y de una reducción de 0.10% en las no petroleras.

Por tipo de bien se observó un crecimiento mensual de 16.01% en las importaciones de bienes de consumo y de 3.37% en las de bienes de capital, mientras que las de bienes intermedios retrocedieron 0.37 por ciento.

RDS