El S&P/BMV IPC tuvo su mayor caída desde el 22 de marzo pasado, de 1.77% a 42,818.66 enteros tras la renuncia de Carlos Urzúa, quien fungía como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“La señal es muy negativa, la renuncia del segundo hombre más importante del país después del presidente en materia económica no es una señal positiva”, dijo Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil en Grupo Financiero Monex. Éste es el tercer peor retroceso en el año para el indicador bursátil.

La caída más fuerte se registró el 22 de marzo en 2.22%, seguida por la del 13 de febrero en 1.92 por ciento.

El mercado mexicano de capitales se desligó de los referenciales estadounidenses, pues tanto el S&P 500 como el NASDAQ terminaron en terreno positivo, con un avance de 0.12 y 0.54%, respectivamente.

El extitular de Hacienda acusó en un comunicado que su dimisión fue consecuencia de que en la actual administración federal se toman decisiones de política económica sin evidencia, así como por la imposición de funcionarios en la institución sin conocimiento del tema, que generan un conflicto de interés.

“Se renovó el nerviosismo en relación a las acciones del gobierno federal. El titular de la Secretaría de Hacienda era visto por los mercados y por el sector empresarial como uno de los elementos que brindaba mayor certidumbre a la administración de Andrés Manuel López Obrador. La carta de renuncia fue vista como una dura crítica a la forma en que se están llevando a cabo las acciones de la actual administración”, opinó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Al interior del índice que agrupa a las firmas más bursátiles de la BMV, las emisoras que registraron las mayores pérdidas fueron Cemex con una caída  de 4.84%, Walmex con 4.04%, Banorte con 4.02% y Grupo México con 3.52 por ciento.

Las emisoras con mayores ganancias durante la jornada en la plaza bursátil fueron Televisa con un avance de 2.04%, Pinfra con 1.33%, Grupo Aeroportuario del Pacífico, con 0.98% y Grupo Aeroportuario Centro Norte, con 0.97 por ciento.

El FTSE BIVA cayó  1.67%, a 873.96 puntos.

“Hoy ya estamos viendo una caída, pero más allá de algún ajuste correctivo en el mercado accionario, me parece que podría ser el inicio de una tendencia negativa, es una mala señal, que se suma al tema de Pemex (con la presentación de su plan de negocios), y vienen los recortes corporativos, que también podrían ser negativos”, advirtió Carlos González de Monex.

El anuncio de la renuncia del funcionario también impactó en otros activos, pues el tipo de cambio, considerado por analistas como una válvula de escape de la economía mexicana, se depreció 1.37%, a 19.1610 pesos por dólar, según el Banco de México.

“Por su parte, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años mostró un incremento de 18 puntos base a 7.56%, como resultado de la venta de valores gubernamentales mexicanos en el mercado secundario”, dijo la estratega de Banco Base.

Para Marco Oviedo, jefe de investigación económica para América Latina y el Caribe del banco inglés Barclays, será fundamental analizar si las acusaciones hechas por el exfuncionario tendrán algún tipo de implicación en la dinámica del gabinete económico, aunque la decisión de López Obrador de poner al frente de las finanzas públicas del país al subsecretario Arturo Herrera es positiva.

“El hecho de que Herrera se quede es una buena señal, los mercados tienen una buena impresión de él”, expresó Oviedo, cuya área a cargo prevé que el tipo de cambio cierre este año en 19.75 pesos por dólar.

El estratega de Barclays descarta una fuga de capitales por el momento debido a la incertidumbre que ha generado el anuncio.

[email protected]