En el primer trimestre del año, las remesas familiares llegaron a un monto de 5,372 millones de dólares, es decir, 5.3% más respecto de igual periodo del 2011, de acuerdo con datos del Banco de México.

Pero en marzo lograron rebasar los 2,000 millones de dólares (2,081) y cumplieron 18 meses de alzas mensuales continuas. Por estados, los más beneficiados con los llamados migradólares fueron Michoacán, con 538.4 millones de dólares, Guanajuato, con 498.7 millones, y Jalisco, con 462.2 millones de dólares, se destaca en el reporte del banco central.

Para expertos del área de Análisis Económico de Bancomer, el buen resultado que se tuvo se debe en especial a la recuperación de empleos para los hispanos y, en particular, para los mexicanos.

En puestos de trabajo, destacaron, los hispanos radicados en Estados Unidos alcanzaron en marzo un nuevo máximo histórico, con 21.64 millones de empleos. Con ello han ganado poco más de 2 millones de los 4 millones de empleos que la economía estadounidense ha recuperado tras la última recesión económica.

BENDITA PRIMAVERA

Destacaron que lo más relevante es el aumento en dólares que se reportó en marzo respecto del mismo mes del 2011 , con 1.4%, y de 16% en comparación con febrero de este año.

Las remesas suman 18 meses con alzas consecutivas. Explicaron que hubo un mayor número de operaciones para el envío de remesas que tuvieron un crecimiento anual de 3.6% para situarse en 6.19 millones de transacciones. Se enviaron en promedio remesas de 336 dólares, cantidad superior en 5.0% a la del mes previo, pero por debajo en 2.1% a la marzo del año pasado.

También pusieron de relieve que el flujo acumulado de remesas en 12 meses en dólares superó marginalmente los 23,000 millones de dólares.

Banamex destaca que las remesas están en su punto más alto desde que empezaron su recuperación en el 2010 y se encuentran ya en los niveles del segundo trimestre del 2006.

leonor.flores@eleconomista.mx