El peso mexicano regresó a los niveles previos a las declaraciones realizadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, (25 de abril) sobre la posible salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las cotizaciones del tipo de cambio peso-dólar se ubican nuevamente en alrededor de 18.77 pesos por dólar, acumulando una recuperación de 2.24% en los últimos tres días. El tipo de cambio finalizó en un precio de 18.7760 pesos por dólar en operaciones al mayoreo que, con respecto a las negociaciones de la jornada anterior (18.8660 pesos), significó una apreciación de 0.48%, equivalente a una ganancia de 9.0 centavos frente al dólar estadounidense.

La recuperación del peso se explicó en parte por los buenos resultados económicos de México, como fue el caso del reporte del Producto Interno Bruto (PIB) al primer trimestre del 2017, el cual resultó de 2.7% a tasa anual, superando las expectativas de los analistas que esperaban una cifra por debajo de 2 por ciento. En EU se publicarán datos económicos importantes este viernes, como el de la nómina no agrícola y la tasa de desempleo, los cuales podrían generar movimientos volátiles en los próximos días en la divisa mexicana.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que el tipo de cambio peso-dólar mostrará cotizaciones más tranquilas a las observadas la semana pasada con el pronóstico de mantener un rango de fluctuación entre 18.50 pesos por dólar como nivel mínimo y 19 pesos por dólar como precio máximo.

El especialista anticipó que la inclinación de la paridad peso-dólar será hacia los niveles altos, debido a que habrá algunos movimiento especulativos relacionados básicamente por las elecciones de la segunda vuelta que se celebrarán en Francia este fin de semana.

Sin sorpresas

Salazar mencionó que la Fed realizará el anuncio de la política monetaria, donde no se esperan sorpresas dentro de esa publicación, por lo que las cotizaciones se mantendrán sobre los actuales niveles de 18.75 pesos por dólar.

El analista indicó que el escenario para el peso mexicano en los próximos meses es de relativa tranquilidad, aunque habrán algunos altibajos, sobre todo generados por la inquietud que habría sobre la renegociación del TLCAN.

Por su parte, la analista de mercado de cambios de Banco Bx+, Mariana Ramírez, informó que el peso difícilmente entraría dentro de un ambiente de alzas, debido a que ya no se esperan más declaraciones de Trump sobre el TLCAN.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx