Las principales mezclas de petróleo terminaron la semana con pérdidas, ante la expectativa de que la desaceleración en el crecimiento económico global tenga efectos negativos sobre la demanda por el hidrocarburo, señaló Banco Base.

Muestra de ello, dijo, es que el crudo tipo WTI cerró la semana cotizando en 57.73 dólares por barril, una reducción en su precio de 1.27%, mientras que el precio del Brent se redujo en 3.14% para venderse en 64.46 dólares el tonel.

A pesar de la reducción en el precio del petróleo y el nerviosismo que existe en torno al crecimiento económico global, no se espera que el WTI cotice por debajo de los 50 dólares por barril, pues la demanda por el hidrocarburo se mantiene.

La Administración de Información Energética  publicó que los inventarios de gasolina en Estados Unidos se redujeron en 1.58 millones de barriles durante la semana previa, lo que es positivo, pues 48% del petróleo en esa nación se utiliza para la producción del combustible.

Así, una reducción de dichos inventarios implica una mayor demanda futura por petróleo, cuyo precio seguirá apoyado por la reducción en la producción global.

En este contexto, el petróleo West Texas Intermediate perdió 0.05 centavos de dólar para cotizar en 57.51 dólares el barril, mientras que el Brent se ubicó en 64.23 dólares el tonel, con un retroceso de 0.01 centavo de dólar, de acuerdo con Bursamétrica.

Este viernes Petróleos Mexicanos no dio a conocer el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación, debido a la falta de cotizaciones por el feriado del Día de la Independencia en Estados Unidos.

Baja producción

La producción de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cayó a un nuevo mínimo de cinco años en junio, debido a que un aumento en los suministros de Arabia Saudita no contrarrestó el descenso de Irán y Venezuela debido a las sanciones de Estados Unidos, según un sondeo de Reuters.

La OPEP bombeó 29.60 millones de barriles por día (bpd) en junio, un descenso de 170,000 desde la cifra revisada de mayo y el nivel total más bajo de la OPEP desde el 2014, de acuerdo con la encuesta.

El sondeo de Reuters sugiere que a pesar de que Arabia Saudita está aumentando la producción tras la presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para reducir los precios, el reino sigue bombeando menos de lo que permite un acuerdo de suministro de la OPEP. El cártel renovó el pacto en la reunión de la semana pasada.

A pesar de que existen menos suministros, el precio del crudo ha caído desde un máximo de seis meses por encima de los 75 dólares por barril en abril, a menos de 63 dólares el viernes, presionado por la preocupación sobre una desaceleración del crecimiento a nivel global.

“La decisión de la OPEP+ a principios de la semana pasada de extender sus recortes de producción no ha hecho nada para cambiar esto”, dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.