Los rendimientos de los bonos estadounidenses bajaron el viernes, ya que un implacable retroceso de los precios del petróleo golpeó a las acciones e incrementó la demanda por la seguridad de la deuda ante preocupaciones por una caída en la inflación.

Las notas referenciales a 10 años subieron 16/32 en las últimas operaciones en Nueva York, con un rendimiento de 2.11% ante el 2.18% del cierre de las operaciones del jueves.

El diferencial de rendimiento entre la deuda regular a cinco años y los bonos al mismo plazo protegidos por inflación cayó hasta los 120 puntos, en un retroceso de más de cuatro puntos básicos desde el jueves.

Esta tasa de inflación de equilibrio, que mide las expectativas inflacionarias de los inversores en los próximos cinco años, fue la menor desde septiembre del 2010.

Una mejoría en los datos económicos en Estados Unidos ha hecho que aumenten las apuestas de que la Reserva Federal de aquel país se acerca a subir las tasas de interés el próximo año.

Muchos inversionistas esperan que la Fed retire su promesa de mantener las tasas de interés bajas por un periodo prolongado en su reunión de política monetaria de dos días la próxima semana y comience a elevar los intereses antes de los previsto.

Los bonos a 30 años avanzaron 1-6/32 en precio para un rendimiento de 2.76%, una baja frente a 2.83% del cierre del jueves.