El fabricante diversificado de productos para el hogar Kimberly-Clark reportó este viernes un aumento mayor al esperado en su ganancia trimestral por recortes de costos, y dijo que espera que los ahorros ayuden a la empresa a superar incrementos moderados en los precios de las materias primas.

El fabricante de los pañuelos desechables Kleenex también pronosticó ganancias anuales que podrían superar las previsiones de Wall Street.

Kimberly-Clark ha estado recortando gastos y se ha beneficiado de una caída de los precios de las materias primas, que por años han ejercido una fuerte presión en el balance del fabricante de pañales y papel higiénico.

Para todo el año, la empresa espera una ganancia de entre 5.50 y 5.65 dólares por acción, excluyendo ítem especiales. Los analistas esperan en promedio una ganancia anual de 5.58 dólares por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.

En octubre, la firma dijo que dejaría de vender los pañales Huggies en gran parte del centro y oeste de Europa como parte de un plan para alejarse de negocios poco rentables en la región.

Las ganancias por acción ajustadas del cuarto trimestre, que excluyen costos de reestructuración, subieron a 1.37 dólares desde 1.28 dólares un año antes, con lo que superó los 1.35 dólares por papel pronosticados en promedio por los analistas, según Thomson Reuters I/B/E/S.

La ganancia neta de Kimberly-Clark declinó a 267 millones de dólares, o 0.68 dólares por acción, desde 401 millones de dólares, o 1.01 dólares por acción, un año antes.

La firma, que ha estado gastando más en marketing para competir mejor con rivales como Procter & Gamble Co, dijo que los ingresos netos del cuarto trimestre aumentaron 3%, a 5,300 millones de dólares.

ros