El principal indicador accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, ganó 2.92% al pasar de 38,574.18 enteros a 39,700.05 unidades desde que el Banco de México (Banxico) recortara su tasa de interés de referencia el jueves pasado. Sin embargo, no será suficiente para mantener su tendencia alcista, dijeron analistas consultados.

Carlos González, director de análisis en Monex, dijo que una mayor baja en la tasa de interés sí ayudaría al mercado de renta variable mexicano; sin embargo, el Banxico no cuenta con el margen para maniobrar, pues, de realizarlo, generaría un problema mayor, tal como una depreciación del peso.

“Una baja mayor en la tasa, podría provocar una depreciación mayor al tipo de cambio y contaminar otros indicadores, como el de inflación”, expuso.

González refirió que existen factores internacionales como la desaceleración en Alemania, tensiones geopolíticas entre China y Estados Unidos, y temas nacionales, como la desaceleración económica “que continúa haciendo ruido”; en suma, dijo, limitarían el ciclo de tasas más agresivo.

“Entre mantener la estabilidad financiera o apoyar el crecimiento, creo que se va a adoptar por mantener la estabilidad”, puntualizó.

La semana pasada, el Banxico decidió disminuir su tasa de  interés de referencia en 25 puntos base de 8.25 a 8 por ciento.

Monex espera que el IPC continúe a la baja y llegue a 38,000 unidades, un retroceso de 4.31% desde la sesión bursátil del martes.

[email protected]