La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este viernes con una caída de 2.18%, después de débiles datos económicos en Estados Unidos y de que el gobierno mexicano anunció un recorte al gasto público ante la fuerte caída del precio del petróleo.

Así, de cara al primer fin de semana largo del año, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) acumuló cuatro jornadas consecutivas de descensos, al perder 911.75 puntos respecto del nivel previo, con lo que se ubicó en 40,950.58 unidades.

Con ello, la Bolsa mexicana reportó un balance semanal negativo en 1,699.14 enteros, equivalente a menos 3.98% , en comparación con el viernes previo, mientras que cierra el primer mes del año con un rendimiento negativo de 5.09 por ciento.

Cabe destacar que la BMV permanecerá cerrada este lunes con motivo del primer fin de semana largo, en conmemoración de la promulgación de la Constitución Política, y reiniciará operaciones el martes 3, en su horario habitual.

Las bolsas tuvieron una jornada negativa después de los datos económicos anunciados en Estados Unidos, donde la cifra adelantada del Producto Interno Bruto (PIB) al cuatro trimestre del 2014 mostró un crecimiento de 2.6%, por debajo de 3% estimado y 5% previo.

Con este dato, la tasa anual acumulada fue de 2.4%, que se coloca por debajo de 2.6% antes calculada.

Este año la Fed eleva tasas

La Reserva Federal (Fed) reiteró su intención por comenzar a normalizar sus tasas de interés en el 2015, a pesar de que algunos indicadores económicos se mantuvieron por debajo de las expectativas del mercado, al mismo tiempo que la inflación de diciembre descendió a 0.8%, su nivel más bajo desde el 2009.

En México, resaltó el anuncio del gobierno de recortes al gasto gubernamental para el 2015, equivalente a 0.7% del PIB, debido a la expectativa de que los precios del petróleo pudieran permanecer bajos por varios años.

Wall Street retrocede

Las acciones en la Bolsa de Nueva York cerraron con una fuerte baja en la sesión del viernes, que además selló las caídas semanal y mensual de los principales índices referenciales del mercado por la preocupación de los inversionistas ante un crecimiento relativamente débil en Estados Unidos.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 1.45%, a 17,164.95 unidades; mientras que el índice S&P 500 perdió 1.30%, a 1,994.99 puntos. El indicador NASDAQ Composite bajó 1.03%, a 4,635.240 unidades.

El sector energético del S&P fue el único que terminó con una ligera alza el viernes, tras subir 0.74%, pese a la caída mostrada de 1.5% en la apertura. Rebotó cuando los futuros del crudo aumentaron 8% ante un sondeo que mostró el mayor descenso desde 1987 en la cantidad de plataformas explorando petróleo en Estados Unidos.

En la semana, tanto el Dow Jones como el S&P perdieron 2.8%, mientras que el NASDAQ retrocedió 2.6 por ciento. En el mes, la caída del Dow Jones fue de 3.6% y la del NASDAQ del 2.1 por ciento. (Con información de Reuters y AFP).

BMV

francisco.ramirez@eleconomista.mx