La baja en la calificación crediticia que recibió este martes Petróleos Mexicanos (Pemex) por parte de Fitch Rating sin duda preocupa, pero no fue ninguna sorpresa, declaró el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Explicó que las reducciones en la nota a “BBB-” desde “BBB+” en la escala internacional reflejan la situación en la que se encuentra la empresa productiva del Estado.

“No sorprende la noticia, pero sí nos preocupa. Lo teníamos muy claro cuando fuimos observando el desempeño de Pemex (que) fue motivo de conversaciones durante la transición. Para nadie era sorpresivo en dónde estaba operando”, manifestó Herrera tras su participación en el lanzamiento de la plataforma de préstamo de acciones MEIPresval.

Mencionó que el desempeño de los bonos de Pemex ya estaba siendo descontado por el mercado, puesto que en las últimas semanas se observó un diferencial de entre 270 y 300 puntos base frente a los bonos gubernamentales.

El subsecretario de Hacienda confía en que la baja en la nota crediticia de la petrolera estatal no impacte en la calificación soberana de México.

“Nos sentimos claramente cómodos con la calificación soberana del país, estos temas, hasta este momento, están desvinculados, es una preocupación”, sostuvo.

“Pemex es la principal empresa del país, de los principales activos. Pero la calificación del país con temas como la eliminación de la compensación universal aumenta la fortaleza de los ingresos públicos, y la capacidad de rezago es más fuerte que el año pasado”, abundó.

El subsecretario de Hacienda dijo que tras esta noticia, Pemex necesitará el apoyo de la SHCP, antes era lo contrario.

“Dado que las finanzas del país no eran lo suficientemente robustas, se tenía que pedir apoyo a la petrolera. Ahora nos queda claro que vamos a tener que buscar los recursos tributarios por otro lado para apoyar a Pemex para que pueda ir deduciendo un monto mayor en cantidades e incrementar su producción”, adelantó Arturo Herrera.

Entonces recordó que bajo el nuevo programa para fortalecer a Pemex se destinarán 11,000 millones de pesos, adicionalmente otros 25,000 millones de inyección directa de capital, un total de 36,000 millones de pesos.

Causará volatilidad

La reducción en la nota crediticia de Pemex sin duda generará volatilidad en el mercado financiero e impactará en la percepción que tienen los inversionistas sobre el país, consideró la directora general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), María Ariza.

No obstante, llamó a no sobredimensionar los efectos.

“No hay que sobredimensionar la noticia y decir que va a ser un caos. Definitivamente estamos siendo observados por los inversionistas y eso genera incertidumbre”, recalcó la directiva.

Agregó que esta baja en la nota de la empresa productiva del Estado impactará en la percepción del riesgo país que tienen los inversionistas sobre México. “Sin decir si va a impactar negativamente en los intereses de la deuda, lo que sí impacta es en la percepción del riesgo país que tienen los inversionistas sobre México“, puntualizó durante el lanzamiento de la nueva plataforma de préstamo de valores de BIVA.

[email protected]