La pandemia del Covid-19 aceleró el comercio a través de canales digitales, sin embargo este año la situación puede cambiar de no aprovechar las condiciones del mercado y equilibrar la reapertura de las economías con el e-commerce.

Al iniciar con el proceso de vacunación, los países comenzaron la apertura parcial de sus economías y con ello las personas pueden regresar a hacer sus comprar en las tiendas físicas, luego de que el distanciamiento social empujó a los consumidores a realizar sus compras por mercado electrónico, y visitar las tiendas desde sus catálogos digitales.

Con este parcial regreso a la normalidad, las firmas de comercio electrónico como Mercado libre y Amazon.com registran caídas de 16.28 y 6.47% respectivamente en lo que va del presente año, luego de que en el 2020 resultaron con los mejores rendimientos en Bolsa, con ganancias de 192.9 y 76.26%, en ese orden.

Luis Alvarado, analista de Capitales de Banco Base, comentó que “con la reapertura de la economía, seguirá el crecimiento, aunque podría haber una desaceleración por todo el ajuste, que las personas prefieran ir al super, por el simple hecho de que ha sido más de un año con el distanciamiento social. Aunque no esperamos que los ingresos y ventas de las tiendas en línea o del sector tecnológico regresen a niveles pre pandemia”.

El año pasado, los ingresos de Amazon.com fueron por 386,064 millones de dólares, un alza de 37.86% respecto al 2019, mientras que firmas como Costco, que mayormente tiene comercio físico, sus ingresos fueron apenas 7.08% mayores que al año anterior.  

Carlos Hernández, analista de Masari Casa de Bolsa, dijo que lo que ocurre con el precio de las empresas tecnológicas que cotizan en Bolsa (Amazon, principalmente) es que están siendo impactadas a través de las valuaciones.

“Al tener la perspectiva de incrementos en las tasas soberanas, los precios se han visto ajustados por temas de valuación financiera”, dijo.

Otras empresas como Alibababa, que este 2021 registra una baja de 4.30%, llegó a crecer 9.37% en el 2020, mientras que eBay subió 39.16% y este año sigue al alza con 15.60por ciento.

Firmas como Home Depot y Best Buy que tienen tanto catalogo en línea como tiendas físicas, avanzan 11.88 y 16.42% respectivamente en el 2021.

Falta inversión en México

En el caso de México, aunque algunas empresas sí cuentan con catálogos digitales, aún tienen retos que enfrentar y más inversión que realizar para aumentar sus ingresos por este canal.

Dos ejemplos son Liverpool, cuyas acciones caen 1.59% en la Bolsa Mexicana de Valores este año y Soriana con 11.65% de pérdida.

Antes del Covid-19, la firma de investigación eMarketer pronosticó que el comercio minorista mundial se expandiría 4.4%, hasta 26,460 millones de dólares durante 2020, mientras que el comercio electrónico crecería 18.4% hasta 4,105 millones de dólares, esto es 15.5% del valor minorista total.

En el 2020, en México las ventas de las tiendas de abarrotes cayeron 14.6%, según el Inegi, mientras que las de comercio electrónico se incrementaron 51.9 por ciento. 

La participación del comercio electrónico en el comercio minorista mundial subió de 14% en 2019 a 17% en 2020, informó este lunes la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

En la BMV, las emisoras que tienen mayor mercado para realizar ventas por canales digitales son Chedraui, Walmart de México y Centroamérica (Walmex), Elektra, Liverpool y Soriana, y es mediante convenios con firmas como Cornershop, Didi y Uber Eats, que se desenvolvió el comercio en nuestro país.

Walmex tiene un rendimiento de 16.97% en el año, seguido de Chedraui con 8.17% y Grupo  Elektra con 4.31%, mientras que Liverpool desciende 1.59% y Soriana pierde 11.15% en el 2021.

“Son básicamente dos los retos a lo que se debe enfrentar México. El primero es un mayor cambio en los gustos y preferencias de los consumidores por realizar sus compras a través de Internet.

“El segundo tiene que ver con contar con un sistema de logística robusto que permita grandes cantidades de entrega”, puntualizó Carlos Hernández.

ariel.mendez@eleconomista.mx