Las acciones de las cadenas de supermercados Kroger y Albertsons cayeron 3.99 y 2.49%, respectivamente, este martes en Wall Street, después de que el banco de inversión Goldman Sachs dijera que la reapertura de restaurantes y el aumento de los precios de los alimentos deberían ejercer presión sobre los títulos de las cadenas de autoservicio en los próximos meses.

Goldman Sachs rebajó la calificación de Kroger de neutral a vender y la de  Albertsons de comprar a neutral, diciendo que es probable que las empresas se vean afectadas por el debilitamiento de la demanda y los costos más altos.

Analistas de Goldman Sachs degradaron el precio objetivo de Kroger de 37 a 31 dólares para finales de este año y las de Albertsons de 23 a 20 dólares. 

Otras acciones que también cayeron ayer 4 de mayo, fueron las de Walmart Stores con una bajada de 1.01%, aunque las de Target tuvieron una ligera ganancia de 0.16 por ciento.

Si bien la preocupación por la reapertura no es nueva, las presiones inflacionarias podrían agregar otra preocupación, dado que los supermercados tienen una capacidad limitada para atender a los clientes.

termometro.economico@eleconomista.mx