Demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos planean introducir una legislación para prohibir a los miembros del Congreso comercializar acciones individuales, de acuerdo con ProPublica, un medio de comunicación sin fines de lucro que investiga abusos de poder.

Lo anterior, luego de que legisladores del Congreso de EU, entre ellos el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Richard Burr, vendieron acciones bajo su tenencia para evitar importantes pérdidas por la caída en el precio, dada la volatilidad en las bolsas ante la propagación del brote de coronavirus.

Esa venta, se alega, se realizó después de que los políticos estuvieron presentes en reuniones informativas “exclusivas”acerca del avance del Covid-19 y su gravedad, hecho que se trata de uso de información privilegiada porque se presentó antes de ser divulgada entre la población.

Los legisladores Alexandria Ocasio-Cortez, Raja Krishnamoorthi, y Joe Neguse, impulsan la iniciativa para obligar a los legisladores y al personal superior a conservar sus acciones individuales mientras están en el Congreso, venderlas dentro de los seis meses posteriores a la aprobación del proyecto de ley o transferir sus tenencias a un fideicomiso.

ProPublica asegura que una semana después de las ventas de acciones bajo la posesión de Burr, el mercado de valores comenzó una fuerte caída y ha perdido cerca de 30% desde entonces.

Burr se deshizo, junto con su esposa, de acciones en varias compañías, entre ellas, cadenas hoteleras por entre 629,000 dólares y 1.7 millones de dólares. También se presume de tal práctica de los republicanos Kelly Loeffler, David Perdue y James Inhofe, así como la demócrata Dianne Feinstein.

Se quejan

Igualmente, Common Cause, organización no partidista dedicada a defender los valores centrales de la democracia estadounidense, presentó quejas ante el Departamento de Justicia, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) y el Comité de Ética del Senado, pidiendo investigaciones inmediatas de Richard Burr, Dianne Feinstein, el senador Kelly Loeffler y James Inhofe, por posibles violaciones a la Ley del Mercado de Valores y a las leyes de información privilegiada.

“Según informes, cada uno de los senadores vendió cantidades significativas de acciones de las carteras personales, después de recibir informes clasificados de funcionarios gubernamentales sobre la gravedad de la amenaza del coronavirus en Estados Unidos en enero y febrero, mucho antes del colapso del mercado de valores”, argumentó Common Cause.

La Ley del Mercado de Valores señala que los miembros del Congreso no están exentos de las leyes de información privilegiada y establece que los senadores “no pueden usar información no pública derivada de la posición de esa persona como miembro del Congreso (...) como un medio para hacerse de una ganancia privada”.

Por primera vez desde febrero

Bolsas de valores ligan dos jornadas de ganancias

El S&P 500 subió por segunda sesión consecutiva el miércoles, cuando el Senado de Estados Unidos parecía listo para aprobar un paquete de 2 billones de dólares para apoyar a empresas y hogares devastados por la pandemia.

Wall Street redujo importantes ganancias al final de la sesión, después de que informes de prensa plantearan dudas sobre la rapidez con la que podría aprobarse el proyecto de ley, pero el S&P 500 y el Promedio Industrial Dow Jones cerraron con avances de más de 1 y 2%, respectivamente.

“Estos selloffs al cierre de la sesión reflejan que las posiciones que entraron en sesiones anteriores fueron de corto plazo y se debieron principalmente a oportunidad de compra”, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

Las acciones del fabricante de aviones  Boeing subió 24%, llevando su ganancia de las últimas tres sesiones a casi 70%, ya que los inversionistas apostaron porque el gobierno estadounidense apoyará a la industria aeroespacial y a las aerolíneas.

American Airlines, United Airlines y Delta Air Lines avanzaron cada una más de 10 por ciento.

Fue la primera vez desde el 12 de febrero que el S&P 500 subió dos días seguidos.

“Lo que ha hecho el estímulo fiscal y monetario es permitir que el mercado se recupere”, dijo Justin Hoogendoorn, jefe de Estrategia de Renta Fija de Piper Jaffray.

Los principales asesores del presidente Donald Trump y senadores republicanos y demócratas revelaron que habían acordado los estímulos.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 2.39%, a 21,200.55 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 1.15%, a 2,475.56 unidades. El NASDAQ Composite, en tanto, cayó 0.45%, a 7,384.30 unidades, borrando ganancias previas.

En tanto, la Bolsa Mexicana de Valores ganó 2.81%, por lo que su principal indicador, el S&P/BMV IPC, cerró en 35,536.7 puntos.

Europa, sesión volátil

Las acciones europeas finalizaron al alza en otra tumultuosa sesión, ya que los inversionistas apostaron por nuevas medidas de estímulos para contener el impacto económico del avance del coronavirus, que no muestra señales de desacelerarse.

El índice Stoxx 600 ganó 3.1% tras cotizar con pérdidas y alzas de casi 5% durante el día. Pero aún se ubica alrededor de 28% por debajo de su máximo récord registrado en febrero, pese a las alzas de las últimas dos sesiones.

Los sectores de energía y viajes y esparcimiento, que han sido los más golpeados por la reciente liquidación del mercado, lideraron las ganancias del día ya que las bajas valoraciones atrajeron compras.

Sin embargo, el indicador de volatilidad de la zona euro también subió. Con la cifra de muertos por coronavirus en Italia y España siendo ahora las mayores del mundo, y con varias importantes economías de Europa en confinamiento, la situación parece poco probable que mejore en el corto plazo. (Redacción y agencias)

[email protected]