El gigante de las redes sociales superó las expectativas de los analistas en su publicación de resultados del tercer trimestre, con un aumento de los ingresos del 41 por ciento.

Con 1,550 millones de usuarios activos mensuales, la red ha experimentado un crecimiento del 14% con respecto al año pasado. Además, las inversiones de Facebook en su plataforma publicitaria se han amortizado.

El crecimiento de sus ingresos por publicidad, del 45% con respecto al año anterior, se situó dos puntos porcentuales por encima con respecto al segundo trimestre. Esto significa la primera subida de ese dato desde el primer trimestre de 2014, cuando los ingresos crecían con mucha más rapidez.

Aún más sorprendente el crecimiento de los ingresos por publicidad móvil, del 72%, un repunte muy importante con respecto al 61% registrado en el trimestre anterior.

Aunque el crecimiento de los ingresos de Facebook es impresionante para una empresa con un valor de mercado de casi 300,000 millones de dólares, todo tiene un precio. El gasto en I+D se ha disparado hasta el 28% de los ingresos, frente al 19% del tercer trimestre de 2014, gran parte del cual ha llegado como una compensación en acciones para los ingenieros.

Este detalle es importante porque significa que buena parte de estos gastos no se reflejan en los beneficios proforma de Facebook, que excluyen el gasto por compensación en acciones. Podría decirse que, en términos generales, los ingresos operativos del tercer trimestre han caído un 5% hasta los 3,670 millones de dólares.

Los ingresos netos en el trimestre aumentaron un 11%, aunque en lo que va de año han caído un 5 por ciento. Y la disminución del valor de las acciones como consecuencia de la emisión de nuevas implica que el crecimiento de ingresos se está extendiendo a una mayor proporción de accionistas. Por tanto, los ingresos nominales crecieron un 41% en el trimestre, y los ingresos por acción se incrementaron sólo un 24 por ciento.

Sin duda, la investigación en I+D es fundamental para ayudar a Facebook a seguir creciendo hasta un múltiplo de 62 veces los pronósticos de beneficios para 2016. Sin embargo, parte de ese gasto irá destinado a su principal negocio de publicidad.

La empresa también ha realizado importantes inversiones en proyectos como la inteligencia artificial, la realidad virtual y el servicio de Internet a los mercados emergentes. Pasará algún tiempo hasta que algunas de estas inversiones lleguen a amortizarse, si es que lo hacen. Para los inversionistass, el gasto de Facebook está asociado a un riesgo cada vez mayor.

[email protected]