Los precios del petróleo se retrocedieron casi 4% el lunes 24 de febrero, ya que la rápida propagación del coronavirus fuera de China agudizó las preocupaciones de los inversionistas sobre un impacto en la demanda mundial del combustible.

Las acciones globales también extendieron sus pérdidas ante los mismos temores, en medio del fuerte aumento de casos del virus en Italia, Irán y Corea del Sur.

Los futuros del crudo Brent bajaron 2.20 dólares, o un 3.8%, para cerrar en 56.30 dólares el barril. En tanto, los precios del referencial estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cayeron 1.95 dólares, o un 3.7%, a 51.43 dólares por barril.

"Los reportes de que los contagios de coronavirus se están incrementando están generando aún más temores a un hundimiento de la demanda", dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group en Chicago.

"Hemos visto una fuerte caída del mercado bursátil, los operadores de crudo vendían primero y después recién hacían preguntas", comentó Flynn.

El coronavirus ha infectado a casi 77,000 personas y causado la muerte de más de 2,500 en China, en su mayoría en la provincia de Hubei.

La cuarta mayor ciudad de Corea del Sur, Daegu, estaba bajo un aislamiento cada vez más estricto mientras los contagios surgían velozmente. Y el mayor brote de Europa se ha producido en Italia, que registró su séptima muerte por el virus respiratorio y 220 casos de contagio.

Kuwait, Bahréin, Omán e Irak reportaron el lunes sus primeros casos de la enfermedad, todas involucrando a personas que estuvieron en Irán, donde se han producido 12 muertes y se registran 61 infecciones.

La estatal petrolera Saudi Aramco espera que el impacto del coronavirus en la demanda global de petróleo sea de corto alcance y que el consumo se recupere en la segunda mitad del 2020, según dijo a Reuters su presidente ejecutivo, Amin Nasser.

El lunes, funcionarios de salud de China dijeron que cuatro provincias del país habían reducido las medidas de emergencia para responder al brote.

Goldman Sachs aseguró que los precios de las materias primas podrían caer con fuerza antes de cualquier rebote debido al respaldo de los esfuerzos de estímulos chinos.

kg