La firma de capital privado Promecap Sponsor, a través de subsidiaria Promecap Acquisition Company, llevó a cabo una Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones con la que recaudó hasta 300 millones de dólares en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Al cierre de esta edición no se conocían los resultados de la oferta que tiene como propósito invertir en la adquisición de empresas de diversos sectores bajo el esquema de Special Purpose Acquisition Company (SPAC).

“El enfoque de inversión es generalista enfocada a adquisiciones oportunistas en México dadas las condiciones volátiles actuales”, cita en una presentación a inversionistas.

Promecap Acquisition Company buscará oportunidades de inversión en Aguascalientes, Quintana Roo, Yucatán, Sinaloa, Jalisco, Chihuahua, Durando, Querétaro, San Luis Potosí, entre otros.

En el documento, la emisora explica que colocará entre inversionistas locales e internacionales hasta 30 millones de unidades que comprenden una acción y un título opcional a un precio de 10 dólares. El registro de la oferta será hoy en la BMV.

El SPAC de Promecap es el segundo SPAC en el mercado mexicano, luego que en agosto pasado la petrolera Vista Oil & Gas colocó por primera vez el instrumento.

A través de un SPAC, los emisores recaudan capital para invertirlos en la adquisición de empresas de diversos sectores. La particularidad es que inician sin tener activos o historial de operaciones.

La naciente emisora quiere “capitalizar la experiencia del presidente del Consejo, Federico Chavez Peon es vicepresidente ejecutivo y director general y Alfredo Capote Garza es Director General Adjunto”.

El empresario Fernando Chico Pardo, con el soporte de Promecap, adquirió el control de Inversiones y Técnicas Aeroportuarias, empresa controladora de Grupo Aeroportuario del Sureste que opera nueve aeropuertos en México, como el de Cancún en Quintana Roo.

Así como la compra de Proactiva Medio Ambiente México, empresa de manejo de residuos sólidos urbanos y manejo integral de concesiones de agua.

judith.santiago@eleconomista.mx