El Índice Nacional de Precios Productor (INPP), que anticipa presiones futuras para la inflación, tuvo un aumento de 6.71% a tasa anual derivado del incremento en el sector agropecuario, silvícola y pesca, que registró en enero una variación de 10.98% con respecto a igual mes del año pasado ante alzas de casi 90% en el tomate verde; de 17.5% en chiles frescos; casi 9% en frijol, y de 15.3% en plátano, principalmente. Tan sólo en un mes en este segmento los precios crecieron 2.2 por ciento.

Por otra parte, la inflación general trepó a 4%, el nivel más alto de los últimos 13 meses por el efecto del aumento mensual de 3.23% en los precios agropecuarios al consumidor, y de 7.37% en variación anual.

En general la inflación para el sector primario de los productores en 12 meses fue de 9.38%, en donde los bienes intermedios aumentaron 11.58% y los finales 6.47 por ciento.

La industria manufacturera vio crecer el INPP en 8.72% por el alza en productos alimenticios; bebidas y tabaco de 2.40%; en los tubos y postes de hierro 5.31%, y de la construcción en 8.17% por los aumentos en edificación no residencial de 0.63% y la construcción de plantas industriales con 0.54% y de 4.0055 en el cobre.

En cuanto a la clasificación por destino de las mercancías y servicios finales, el subíndice a la inversión fue el que mayor influencia tuvo en el avance del índice con 0.56 por ciento.

Mientras que el consumo privado y de gobierno mostró un ligero incremento de 0.7%, respectivamente. Así, las exportaciones totales tanto de mercancías como de servicios bajaron 0.56 por ciento.

CANASTA BÁSICA

Por otra parte, los hogares mexicanos vieron mermado su poder adquisitivo con una canasta básica cuyo índice creció casi 1%, es decir, el mismo nivel que alcanzó la inflación hace dos años cuando regresó la temida cuesta de enero, luego de un periodo largo de estabilidad de precios a inicio de cada año.

De esta forma en el primer mes del 2012, el Índice Nacional de Precios al Consumidor avanzó 0.71% y se trepó a 4.05% a tasa anual, impulsado por el alza de alimentos, con lo cual la inflación de productos agropecuarios subió 7.37% en términos anuales.

El costo del tomate verde para las familias mexicanas se encareció casi 60% al igual que otros básicos como el pollo y la carne de res y puerco, así como la tortilla de maíz.

REBASA PRONÓSTICOS

El resultado de los precios al consumidor fue mayor al esperado. El consenso del mercado anticipaba un nivel de 0.65%, pero fallaron al ser mayores las presiones en alimentos.

Banamex explicó que del resultado final, una cuarta parte fue por incrementos en los precios de los bienes agropecuarios, otra por los bienes de alimentos procesados y el resto por los servicios, sobre todo en vivienda.

Bancomer advirtió que la inflación se mantendrá por arriba de 4% por algunos meses más dada las presiones en los precios de los productos pecuarios y las afectaciones sufridas por la sequía en los estados del norte, que seguirá empujando la inflación de los agropecuarios.

[email protected]