El suministro petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bajó en noviembre desde un máximo de dos años, debido a las sanciones de Washington contra Teherán, según un sondeo de Reuters, aunque gran parte del déficit iraní fue cubierto por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, en respuesta a la presión de Estados Unidos.

Los países de la OPEP bombearon en noviembre 33.1 millones de barriles por día, mostró el viernes la consulta. Es un descenso de 160,000 bpd respecto a octubre, cuando la producción del grupo alcanzó máximos desde diciembre del 2016.

El sondeo se suma a indicios de que la producción de la OPEP sigue siendo abundante pese a las sanciones estadounidenses impuestas a Irán este mes.

Los precios del petróleo han caído 30% desde comienzos de octubre por preocupaciones de que haya otro exceso de suministros.

La OPEP y sus aliados, incluyendo a Rusia, se reunirán el 6 y 7 de diciembre en Viena para discutir una reducción de suministro.

El suministro al mercado subió inesperadamente en Venezuela, pues dos rastreadores de buques cisterna reportaron un incremento de las exportaciones, que han estado bajando durante meses por la crisis económica en el país.

La OPEP, Rusia y otros productores fuera del cártel acordaron en junio volver a 100% del cumplimiento con recortes de producción que comenzaron en enero del 2017, tras meses de un bombeo menor en Venezuela y Angola, que había hecho que el cumplimiento subiera sobre 160 por ciento.

Elevan adhesión al pacto

En noviembre, los 12 miembros de la OPEP que acordaron bajar su actividad elevaron su adhesión al pacto a 120% desde 110% revisado de octubre, según el sondeo.

El sondeo indicó que la mayor caída en producción dentro de la OPEP en el mes provino de Irán, seguido de Irak, donde los envíos desde terminales del sur del país fueron limitados por el mal clima.

Hubo pequeñas caídas en la producción de Libia y Nigeria, ambos exentos del pacto de suministro. La OPEP está discutiendo si incluye a uno o ambos productores africanos en un acuerdo de suministro del 2019.