La producción petrolera de la OPEP bajó a un mínimo de 13 meses en mayo debido al declive en la producción de Venezuela, a paralizaciones en la actividad del sector en Nigeria y al alto nivel de cumplimiento de un pacto de reducción del bombeo, mostró el jueves un sondeo de Reuters.

La Organización de Países Exportaciones de Petróleo (OPEP) bombeó 32 millones de barriles por día en mayo, según la consulta, bajo la cifra revisada de 70,000 bpd en abril. El total de mayo es el más bajo desde abril del 2017, según estudios de Reuters.

La OPEP está reduciendo su producción en cerca de 1.2 millones de bpd como parte de un acuerdo con Rusia y otros productores fuera del grupo para bajar el exceso de oferta. El pacto empezó a aplicarse en enero del 2017 y en teoría está vigente hasta fines de este año.

Dado que el exceso de inventarios se ha despejado en general y que este mes el crudo superó los 80 dólares por barril por primera vez desde el 2014, la OPEP y Rusia están revisando la política y conversando sobre aumentar el bombeo de petróleo, aunque analistas suponen que cualquier alza será aplicada con cautela.

Se mantiene... por ahora

“El sesgo de la OPEP de inclinarse hacia un ajuste se mantiene”, afirmó Konstantinos Venetis, economista de TS Lombard. “Aliviar las restricciones sólo implica que la ‘línea en la arena’ retroceda levemente”.

Por ahora, se mantiene fuerte el compromiso con los recortes. En mayo, el porcentaje de cumplimiento bajó a 163% desde 166% de abril, según las cifras del sondeo, lo que apunta a que los productores siguen reduciendo su actividad a un nivel mayor al prometido.

Nigeria y Venezuela

La mayor disminución en el suministro se produjo en Nigeria por causa de paralizaciones no programadas. La operación nigeriana de Royal Dutch Shell declaró fuerza mayor en sus exportaciones de Bonny Light y las cargas de Forcados están sufriendo retrasos.

El segundo mayor declive se produjo por Venezuela, donde la industria petrolera está privado de fondos en medio de la crisis económica que vive el país. Según la consulta de Reuters, la producción bajó a 1.45 millones de bpd en mayo, un nuevo mínimo de largo plazo.

Arabia Saudita e Irak, los dos mayores productores de la OPEP, bombearon levemente más en mayo pero esos incrementos no llegaron a compensar los descensos de la actividad en otros países.

El cártel tiene un objetivo de producción implícito para el 2018 de 32.73 millones de bpd, con base en los recortes detallados a fines del 2016, considerando las modificaciones en las membresías desde entonces, y sumando las expectativas de bombeo de Nigeria y Libia para este año.

En mayo la producción de la OPEP fue de cerca de 730,000 bpd menos que su objetivo implícito, lo que se debió en gran medida a Venezuela y a un declive similar en Angola, donde la producción fue plana en el periodo, según la consulta.

WTI se desploma, diferencial con Brent se amplía

El petróleo en Estados Unidos cayó casi 2% el jueves, pese a un declive mayor de lo esperado en los inventarios de crudo en ese país, mientras que el Brent cerró con pocos cambios, llevando el diferencial entre ambos a su máximo en más de tres años.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos bajaron en 3.6 millones de barriles la semana pasada, contra los pronósticos de un declive de 525.000 barriles, informó la Administración de Información de Energía (EIA). Las existencias de gasolina y diesel aumentaron, pero el declive del crudo fue un alivio ante las recientes pérdidas en los futuros en Estados Unidos.

Las pérdidas del Brent fueron más limitadas, ante la perspectiva de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo cancele su acuerdo de limitación de bombeo a fines de año, lo que afectaría más al referencial estadounidense por las permanentes preocupaciones sobre las limitaciones de la infraestructura de ese país.

“El mercado está preocupado por los aumentos de la producción de crudo en el largo plazo, combinado con problemas de refinación y una limitada capacidad de salida de los oleoductos”, comentó Andrew Lipow, presidente de Lipow Oil Associates en Houston.

La producción petrolera estadounidense ha estado subiendo hasta máximos de récord desde el año pasado.

En marzo avanzó en 215,000 barriles por día (bpd), hasta los 10.47 millones de bpd, un nuevo récord mensual, informó la EIA el jueves.

Los futuros del Brent para agosto cedieron 14 centavos, a 77.56 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdió 1.17 dólares, o 1.7%, a 67.04 dólares por barril.  (Reuters)