La producción petrolera de la OPEP subió en julio a su máximo del 2018 por un mayor bombeo de los países del golfo Pérsico y por la integración al grupo de la República Democrática del Congo, mostró el lunes un sondeo de Reuters, aunque el incremento fue limitado por los déficits en Irán y Libia.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bombeó 32.64 millones de barriles por día en julio, según la consulta, un alza de 70,000 bpd desde el nivel revisado de junio y el volumen más alto de este año, con la inclusión de El Congo.

La OPEP y sus aliados acordaron el mes pasado aumentar el suministro tras el pedido del presidente estadounidense, Donald Trump, de que los productores compensaran las pérdidas causadas por las nuevas sanciones contra Irán y para hacer caer los precios, que este año alcanzaron 80 dólares por barril por primera vez desde el 2014.

A fines de junio, la OPEP, Rusia y otros países que no son parte del grupo acordaron volver a 100% de cumplimiento con los recortes del bombeo que comenzaron en enero del 2017, tras meses de caída en la producción en Venezuela y otras naciones que empujaron la adhesión por encima de 160 por ciento.

Arabia Saudita refirió que la decisión se traduciría en un aumento de producción de alrededor de 1 millón de bpd.

La adhesión colectiva del cártel a los objetivos de suministro declinó a 111% en julio desde el porcentaje revisado de 116% en junio, según el sondeo, lo que implica que la reducción de la oferta del grupo es mayor a la que había acordado.

Tras la decisión de la OPEP, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos aumentaron la producción en 80,000 bpd y 40,000 bpd en julio, respectivamente, mostró el sondeo.

En junio, mayor alza

La mayor parte del alza del suministro saudita parece haberse dado en junio, cuando Riad aprovechó tanques de almacenamiento para impulsar el suministro a 10.60 millones de bpd, cerca de un máximo histórico. El aumento enfureció a Irán y sorprendió a otros miembros de la OPEP.

Riad aumentó el suministro en julio en otros 50,000 bpd desde el nivel revisado de junio, de acuerdo con el sondeo, porque el uso interno de crudo en refinerías y plantas de energía ha aumentado, mientras que las exportaciones se han mantenido cerca de la tasa de junio.

La producción también cayó en Venezuela, donde la industria petrolera carece de fondos por la crisis, y en Angola, debido a las menores exportaciones en un contexto de declive natural en los yacimientos.

La incorporación de la República del Congo a la OPEP en junio añadió alrededor de 320,000 bpd a la producción y, junto con los aumentos de los miembros existentes, elevó la producción del grupo en julio a su nivel más alto desde octubre del 2017, de acuerdo con sondeos de Reuters.

Crudo sube por perspectivas de suministros ajustados

Los precios del petróleo subieron el lunes, con alzas de más de 2% en el referencial de Estados Unidos, debido a que los operadores siguieron concentrados en interrupciones del suministro y la  posibilidad de una menor producción global debido a las sanciones contra Irán.

Los futuros del crudo Brent para entrega en octubre subieron 79 centavos a 75.55 dólares el barril. El contrato de septiembre, que vence el martes, ganó 68 centavos, o 0.9%, a 74.97 dólares.

Los futuros del crudo referencial estadounidense WTI ganaron 1.44 dólares, o 2.1%, a 70.13 dólares el barril, ante pronósticos de que los inventarios en Estados Unidos habrían caído la última semana y temores a que la paralización en una instalación de Syncrude en Canadá no se resuelva tan pronto como se espera.

Los inventarios de crudo en Cushing (Oklahoma), punto de entrega del contrato WTI, han estado disminuyendo, debido en parte a los problemas en la instalación de Syncrude, lo que ha reducido el flujo de crudo a la zona.

Sin embargo, la compañía de información del sector energético Genscape indicó que los inventarios en Cushing sumaron casi 200,000 barriles, o 1%, desde el martes al viernes de la semana pasada, según operadores.

Los precios del petróleo repuntaron desde mínimos durante las últimas dos semanas, debido a que la posibilidad de nuevas sanciones contra Irán ya comenzó a reducir las exportaciones de ese país. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que se reuniría con su par, Hasán Rouhaní.

Los precios siguen sostenidos por una perspectiva de suministros ajustados, con inventarios globales por debajo de los máximos históricos en el 2017 y los inventarios estadounidenses en mínimos en tres años, dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado de Tradition Energy.