Nueva York- El índice S&P 500 podría terminar el 2013 a un paso del máximo histórico intradía que marcó en el 2007 de la mano de una mejora de las perspectivas para el crecimiento global y del fin de la incertidumbre por el llamado "precipicio fiscal" en Estados Unidos, según un sondeo de Reuters.

La solución de ese problema fiscal en la primera economía global sería un importante alivio para el mercado accionario, ya que proyecta eliminar casi 600,000 millones de dólares de la economía por alzas tributarias y recortes en el gasto y podría disparar una nueva recesión.

La mediana de los pronósticos para el índice S&P 500 para fines del 2013 fue de 1,550 puntos, según los 47 estrategas consultados en el último sondeo de Reuters. Ese nivel está apenas por debajo del máximo histórico intradía de 1,576.09 unidades anotado el 11 de octubre del 2007.

Para mediados del 2013, el S&P 500 subiría a 1,500 unidades, un alza de casi 5% respecto a 1,428.48 puntos al cierre del miércoles.

El promedio industrial Dow Jones avanzaría a 14,150 puntos para fines del 2013, superando las 14,000 unidades por primera vez desde el 2007. Para mediados del 2013, el índice subiría a 13,631 puntos, un alza de casi 3% respecto a las 13,245.45 unidades al cierre del miércoles.

"En igual fecha del año pasado, los riesgos para el crecimiento global eran mayores debido a que la crisis de deuda europea, los temores a un aterrizaje forzoso de la economía china y el "abismo fiscal" de Estados Unidos ensombrecieron el panorama económico", dijo Michael Hartnett, estratega de inversión en jefe de BofA Merrill Lynch Global Research.

"Para el 2013, esperamos que una solución a los problemas de política fiscal, otro año de medidas de flexibilidad del banco central y mejores resultados corporativos inclinen los riesgos macroeconómicos y del mercado a la baja", agregó.

BofA-ML espera que el S&P 500 alcance los 1,600 puntos para fines del 2013.

El S&P 500 se ha recuperado de las pérdidas que registró desde la elección presidencial de noviembre en Estados Unidos.

Algunas de las ganancias reflejan la confianza del mercado de que los legisladores Demócratas y Republicanos lograrán eventualmente un acuerdo al menos de corto plazo para evitar el abismo fiscal.

Pese a una solución, muchos inversionistas consideran que todavía hay mucho trabajo por hacer en el primer semestre del 2013. Es casi seguro que los impuestos subirán y el optimismo en el clima de negocios ha sido bajo debido a la incertidumbre fiscal.

Este año, el S&P 500 ha ganado casi 14%, el Dow Jones más de 8% y el Nasdaq casi 16%, en la medición al cierre del miércoles.

ros