Aunque Principal Financial Group México (PFG) está listo para sacar la chequera e invertir en el Fibra E, aún no tienen ninguna solicitud sobre la mesa.

Juan Manuel Verón, chief investment officer de Principal Financial Group México (PFG), aseguró que recursos va a haber, sin precisar el monto que destinarán.

En el segundo semestre será el momento cuando comiencen a aparecer los proyectos. El 2017 será un año importante de inversión, que arrancaría con más fuerza , comentó en entrevista el directivo.

PFG México administra activos por 175,913 millones de pesos y se enfoca en cuatro divisiones de negocios: afores, fondos de inversión, seguros y pensiones.

Fibra E es el nuevo vehículo de inversión del sector de energía e infraestructura, mediante el cual se busca monetizar activos que ya generan ingresos, a fin de obtener recursos para fondear nuevos proyectos. Este nuevo instrumento se anunció en septiembre del 2015.

En este momento, la SHCP ya puso a disposición cuál sería la estructura y obviamente nos estamos preparando. Creemos que es el lugar en donde no sólo van a participar afores, también creemos que va a haber fondos internacionales que van a estar más interesados , consideró Juan Manuel Verón.

Agregó que la Comisión Federal de Electricidad y Pemex comenzarían a monetizar activos para incorporarlos a Fibra E.

Sobre los certificados de proyecto de inversión (cerpis), el jefe de Inversiones de Principal, dijo que todavía son un vehículo de inversión prematuro, pues no se ha visto mucha participación de jugadores globales, manteniéndose como el foco principal el Fibra E.

Creo que para el segundo semestre, puede haber algo, pero no con la masividad de Fibra E , dijo.

Juan Manuel Verón refirió que la mejor manera de enfrentar un entorno de alta volatilidad y bajo retorno es tener portafolios de inversión con adecuados niveles de diversificación, no sólo por clase de activo, sino también por geografía.

La volatilidad nos ha afectado poco. Nuestra política de diversificación geográfica y por asset classes nos ha permitido sortear muy bien estos vaivenes y mucho mejor que la competencia, por lo que tenemos niveles de retorno de 7% , dijo Juan Manuel Verón.

El 2016 se espera que sea un año de retornos más moderados, en comparación con el 2015, cuando fueron de 7%, afirmó. Hacia el 2017, las proyecciones son más optimistas, ya que se anticipan retornos más atractivos, apoyados en la recuperación del crecimiento global.

Verón comentó que en los mercados se está viendo un importante desplazamiento, puesto que cada vez hay menos tenencia tanto en las afores como en los fondos de inversión de activos gubernamentales, lo cual es muy bueno porque significa que hay mayores niveles de diversificación para los inversores.

judith.santiago@eleconomista.mx