Monterrey.- Cemex habría tenido un alivio en el cuarto trimestre del 2011 por los fondos que recibió por la estatización de sus activos en Venezuela, que la ayudaron a bajar deuda y cumplir con sus obligaciones financieras, pero volvería a reportar pérdidas aunque menores a las del mismo lapso del año previo.

Un sondeo de Reuters entre seis analistas arrojó para Cemex una pérdida neta promedio de 198 millones de dólares frente a la de 574 millones de dólares que registró entre octubre y diciembre del 2010.

Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, recibió en diciembre 240 millones de dólares en efectivo como parte de la indemnización por la nacionalización de sus activos en Venezuela.

El pago, junto con la venta de activos y una mejora operativa, la habría ayudado a lograr un nivel de deuda por abajo de 7 veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) requerido en su acuerdo financiero para diciembre del 2011, conocido como "covenant".

"El hecho de que Cemex cumpla con este covenant y las mejores condiciones financieras globales deberán continuar apoyando la tendencia positiva de la acción en el corto plazo", dijo Gonzalo Fernández, analista de Santander en un reporte.

Los papeles de Cemex en la bolsa local han más que duplicado su precio desde los niveles de principios de octubre, cuando sufrieron su mayor desplome en 13 años golpeados por inversores preocupados por la capacidad de la cementera para enfrentar su deuda.

Las acciones se mantenían relativamente estables el lunes en la bolsa mexicana, al negociarse a 8.66 pesos a las 13.15 hora local (1915 GMT).

Según los especialistas, la recuperación del precio de las acciones de Cemex en el último trimestre habría generado ganancias en instrumentos derivados que beneficiaron el resultado neto de la compañía.

Además, Cemex mostraría una mejora operativa por un clima favorable en la mayoría de sus mercados que alentó la demanda, por menores costos de energía, eficiencias y por la venta de bonos de carbono.

apr