Este año el S&P/BMV IPC, principal indicador de accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), crecerá menos de lo previsto por los analistas en enero pasado.

El nivel de la muestra que contiene a las 35 empresas más bursátiles de México terminaría el año en 43,300 unidades. Al cierre de la sesión del jueves se ubicó en 40,346.80 unidades, por lo que representaría un alza potencial de 7.31 por ciento.

Lo anterior, luego de que las 35 empresas con mayor liquidez en el mercado reportaran débiles resultados corporativos al segundo trimestre del año.

Carlos González, director de Análisis en Monex, mencionó en un reporte que en general las emisoras del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) reflejaron una caída en el flujo operativo (EBITDA) y utilidad neta de 1.3 y 1.2%, respectivamente.

“La caída en el EBITDA resultó la más baja en siete trimestres, a pesar del efecto positivo en este renglón por cambios contables”, explicó.

Al cierre del 2018, el índice de la BMV se ubicó en 41,461.69 unidades, reflejando un retroceso de 2.68% en lo que va del año.

De las expectativas de los analistas, la más pesimista es la proyectada por Signum Research, que espera que el S&P/BMV IPC cierre el año en 43,300 unidades. La estimación más alta es de Black Wallstreet Capital, que espera que el índice alcance 47,600 unidades.

“Consideramos que la segunda mitad podría ser complicada.

Al inicio se vería muy conservador nuestro pronóstico respecto a los niveles en que estábamos en el IPC a principios del año”, explicó en entrevista Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil en Signum Research.

CIBanco redujo su proyección en 3.97%, a 46,000 unidades para fin del año, desde 47,900 estimados antes.

La disminuyó porque el PIB del segundo trimestre fue de 0.01 por ciento.

Rodríguez espera un mejor escenario para la segunda mitad del año.

“Creemos que el mercado ya descontó gran parte de esta debilidad, incluso en la economía esperamos un poco más de crecimiento”, expresó Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil en CIBanco.

De mal en peor

Juan Rich, director de Análisis y Estrategia Bursátil en Ve por Más (BX+), detalló que el segundo trimestre del año fue incluso peor que el primero del año.

“El segmento industrial en general tuvo un mal trimestre. Bajó 3.6% en utilidades.

“Se espera que en los próximos seis meses se mantenga bastante presionado por la dependencia en los precios de los commodities que han estado bajos por la expectativa de crecimiento global”, expuso.

BX+, ante las condiciones de mercado, ajustará su esperado del S&P/BMV IPC para el año, por las mayores presiones que tendrá en los últimos seis meses del año.

Metanálisis y Black Wallstreet Capital, firmas de analistas independientes, ajustaron a la baja sus expectativas para el indicador de la BMV en 2.86%, a 46,200 enteros, y 1.28%, a 47,600 unidades, respectivamente.

Sin embargo, los analistas consultados esperan que algunas empresas presenten mejores resultados rumbo a fin de año.

estephanie.suá[email protected]