Analistas financieros anticiparon que noviembre será uno de los meses más dinámicos en emisiones de deuda de largo plazo. Para este periodo se esperan colocaciones por 30,000 millones de pesos.

Especialistas de Ixe Banorte y Grupo Financiero Monex pronosticaron que las empresas con las principales emisiones en noviembre son: la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Soriana, Scotiabank, Finactiv y DHIC.

Analistas de Monex estimaron que en diciembre se mantendrá el dinamismo y se prevé una colocación de la Corporación Mexicana de Inversiones de Capital por 15,000 millones de pesos y de América Móvil por 3,500 millones de pesos.

De acuerdo con un análisis de la Casa de Bolsa Ixe-Banorte, el monto en circulación del mercado de deuda corporativa de largo plazo al cierre de octubre ascendió a 1 billón 96,035 millones de pesos, cifra 11.1% mayor en relación con el mismo periodo del 2014.

Ello a pesar de que el mes pasado se observó una disminución en colocaciones frente a meses previos, con apenas 5,890 millones de pesos, con lo que octubre se posicionó como el segundo mes con el menor monto de emisiones, después de enero, que alcanzó 1,000 millones de pesos .

Expuso que la baja se dio porque el mercado descontó una elevada probabilidad de alza de tasas en septiembre y calendarizaron operaciones previas a esta fecha.

Algunas programadas para octubre se pospusieron, como la de Soriana por 10,000 millones de pesos. A ello se suma que los principales emisores del mercado de largo plazo no participaron durante el mes.

Ixe Banorte explicó que 52.5% del mercado en circulación se integra por 10 compañías, de las que las Empresas Productivas del Estado, como Pemex y la CFE detentan 30% del total en circulación.

Expuso que en el mercado de deuda corporativa de largo plazo dominan seis sectores: las empresas productivas del gobierno, infraestructura, apoyo a la vivienda, Telecom, Estados y servicios financieros que tienen 73.1% del total.

Recordó que al cierre de octubre se contabilizaron 334 emisiones estructuradas que representaron 42.2% del total, mientras que durante el mismo periodo del 2014 la cifra fue ligeramente mayor con 44.7 por ciento.

La deuda de corto plazo, que incluye certificados bursátiles ascendió a 57,044 millones de pesos.

romina.roman@eleconomista.mx