Los precios del petróleo cayeron fuertemente el lunes, mientras los temores de un posible déficit en la oferta mundial de crudo parecen estar cediendo.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre cerró a 71.84 dólares en la Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, 3.49 dólares menos que en el cierre del viernes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), en Wall Street, el barril de "light sweet crude" (WTI), para el contrato de agosto, perdió 2.95 dólares y acabó cerrando en 68.06 dólares.

"Hay una combinación de noticias que alienta a los corredores a pensar que la oferta de petróleo se verá menos alterada de lo que se podría haber temido hace unos días", dijo John Kilduff de la firma especializada Again Capital.

Sobre el tema iraní, "los distintos miembros de la administración estadounidense no tienen el mismo discurso, lo que deja la puerta abierta a excepciones" entre los países que desearían seguir importando petróleo de Irán después de la reinstauración de sanciones de Estados Unidos contra este país.

Para otros analistas, sin embargo, los mensajes contradictorios de los miembros del gobierno dificultan saber si los barriles del tercer productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) seguirán llegando al mercado mundial.

"Ahora hablamos de la venta de 30 millones de barriles por parte de Estados Unidos para aliviar el mercado", dijo Kilduff.

Sin embargo, aclaró que esta decisión, si se tomara, no se traduciría inmediatamente en la oferta de crudo. Según él, el proceso tomará varias semanas.