El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró el miércoles al alza, impulsado por las acciones ligadas a la energía tras un aumento en los precios del petróleo, en un contexto en el que mejoraba el sentimiento sobre el riesgo por las expectativas de que los bancos centrales actúen para dar soporte al débil crecimiento económico mundial.

El Nikkei subió un 0.4% a 9,104.17 puntos, su nivel de cierre más alto desde el 8 de mayo, mientras que el referencial más amplio Topix ganó un 0.2% a 778.70 unidades, también un máximo de dos meses.

RDS