Los precios del petróleo terminaron al alza el viernes, registrando su primer avance semanal desde el comienzo del año a pesar de las incertidumbres que pesan sobre la demanda mundial debido al nuevo coronavirus.

En Londres, el barril de crudo Brent del Mar del Norte para entrega en abril subió 98 centavos o 1.7%, para terminar en 57.32 dólares.

En Nueva York, el barril WTI de Estados Unidos para marzo ganó 63 centavos o 1.2%, para terminar en 52.05 dólares.

Durante la semana, el Brent aumentó 5.3% y el WTI 3.4%, marcando su primera semana en verde desde la que terminó el 3 de enero.

Los precios del crudo habían caído significativamente después de la propagación del nuevo coronavirus que apareció en China, la segunda mayor potencia económica del mundo y el mayor importador de crudo. El balance general de la epidemia se acercó a los 1,400 muertos en China el viernes, sobre casi 64,000 personas contaminadas.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) advirtió el jueves que se espera que la epidemia reduzca la demanda mundial de petróleo en el primer trimestre por primera vez en más de una década.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ya había disminuido significativamente el día anterior su pronóstico de crecimiento en la demanda mundial de crudo para el año.

Sin embargo, los operadores del mercado son "optimistas" y estiman que los 23 miembros de la OPEP "harán lo necesario para reducir su producción", estimó Edward Moya, de Oanda.

De todas maneras, "la oferta seguirá siendo superior a la demanda en el mercado mundial este año", pronosticó Martinjn Rats, de Morgan Stanley.