El crudo cerró en baja el lunes, en una sesión marcada por la volatilidad de los precios, porque los operadores hicieron caso omiso a los comentarios de un integrante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre que el mercado finalmente había encontrado un piso.

Fue una sesión con alzas y bajas para el petróleo, que giró junto al dólar tras la victoria del partido izquierdista Syriza, en una decisiva elección parlamentaria en Grecia.

Los precios repuntaron en los primeros momentos de la sesión, luego de que el secretario general de la OPEP, Abdullah al-Badri, dijo que el petróleo podría haber encontrado un piso y que subirá muy pronto, en sus primeros comentarios al respecto, en medio de un desplome de los precios del crudo que lleva siete meses. Pero el alza resultó ser efímera y el crudo Brent para entrega en marzo perdió 1.3%, a 48.16 dólares por barril. El crudo referencial estadounidense bajó casi 1%, a 45.15 dólares.

Por su parte, la mezcla mexicana cedió 0.81% y cotizó a 37.77 dólares por barril.

El rey Salman, nuevo monarca de Arabia Saudita, anunció el viernes que mantendría en su cargo al actual ministro saudita de Petróleo, Ali al-Naimi, mensaje con el que buscó calmar a un mercado nervioso tras la muerte la semana pasada del rey Abdullah.