Los precios del petróleo cerraron estables el martes, luego de que una caída del dólar y comentarios de Arabia Saudita de que se adherirá al compromiso de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de reducir la producción de crudo contrarrestaron pronósticos de que productores estadounidenses y rusos incrementarán el bombeo.

Los futuros del crudo Brent del mar del Norte bajaron 0.7%, para quedar en un precio de 55.47 dólares el barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate en Estados Unidos ganaron 11 centavos, o 0.2%, para quedar en 52.48 dólares el barril.

La mezcla mexicana subió 0.39%, lo que ubicaría a un precio por barril de 45.88 dólares y aún lejos de tener un rendimiento positivo en lo que va del año.

El dólar cayó a mínimos de seis semanas contra una canasta de monedas, luego de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que la firmeza del billete verde está afectando a la competitividad de su país, por lo que un dólar más débil vuelve al crudo menos caro para tenedores de otras divisas, afectando así al alza de precio por mayor demanda.

Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, dijo que cumplirá estrictamente con su compromiso de recortar la producción en virtud de un acuerdo entre la OPEP y productores que no pertenecen al cártel, como Rusia.

Bajo el acuerdo, la OPEP, Rusia y otros productores fuera del grupo se comprometieron a reducir la producción en casi 1.8 millones de barriles por día (bpd).