Las cotizaciones del petróleo terminaron a la baja el jueves luego de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) rebajara sus previsiones de demanda mundial de crudo para 2020 y 2021.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre bajó 1% a 44.96 dólares.

En Nueva York el barril de WTI para el mes de septiembre perdió 1% a 42.24 dólares.

El miércoles el petróleo había alcanzado su precio más alto desde marzo.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) recortó este jueves su estimación de demanda mundial de petróleo para 2020 y 2021 a raíz de la persistente fragilidad del sector del transporte, especialmente aéreo, por la crisis sanitaria del nuevo coronavirus.

La demanda de crudo caerá a 91.9 millones de barriles diarios (mbd), es decir 140,000 barriles diarios menos de lo que se preveía hasta ahora, antes de subir a 97.1 mbd el año próximo, es decir 240,000 menos de lo previsto, según las nuevas proyecciones de la AIE.

"Los sectores del transporte aéreo y terrestre, que constituyen ambos componentes esenciales del consumo de petróleo, continúan experimentando dificultades", señala la AIE en un informe mensual.

La agencia con sede en París, que aconseja a los países desarrollados sobre sus políticas energéticas, explica en particular haber revisado a la baja sus perspectivas para el año próximo porque "el sector aéreo tardará probablemente más tiempo en recuperarse".

En efecto, la pandemia de Covid-19 ha detenido casi por completo el tráfico aéreo, que se reanuda ahora muy lentamente.

Según estadísticas citadas por la AIE, el tráfico mundial en julio era dos tercios menor respecto de lo normal, luego de caídas de 75% en junio y 79% en mayo.

El miércoles, la OPEP también redujo ligeramente sus previsiones de demanda mundial para 2020.

abr