Los precios del petróleo continuaron subiendo la jornada de este jueves, en un clima optimista del mercado por la efectiva caída de la oferta y las esperanzas de una reactivación de la demanda.

En Nueva York el barril de WTI para julio ganó 1.3% hasta los 33.92 dólares. Por su parte el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio terminó en 36.06 dólares en Londres, en alza de 0.9% sobre el miércoles.

Los dos barriles de referencia están en un máximo desde el mes de marzo, cuando el impacto de la crisis del coronavirus comenzó a pesar sobre los precios del crudo.

"A pesar de la enorme incertidumbre que rodea el futuro de la economía mundial, los inversores apuestan a una reactivación relativamente rápida de la demanda de petróleo, en particular desde Asia", consideró Carlo Alberto De Casa, de ActivTrades.

Para los analistas de JBC Energy, "es bastante claro que el alza de las cotizaciones es alimentada por la baja de producción en Estados Unidos, combinada con reducciones masivas de la Opep+", el conjunto de la OPEP y sus aliados, que sacaron del mercado casi 10 millones de barriles diarios a partir de mayo y hasta junio, para luego ir aumentando.

En Estados Unidos la producción pasó de históricos 13.1 millones de barriles diarios a mediados de marzo a 11.5 millones de barriles diarios la semana pasada.

erp