Los precios del petróleo permanecieron casi estables el miércoles a pesar de una caída inesperada de reservas comerciales en Estados Unidos, en un mercado que sigue preocupado por los niveles de demanda.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en marzo perdió 0.18% a 55.81 dólares en Londres.

Y el barril de WTI para igual entrega subió 0.46% a 52.85 dólares en Nueva York.

Las reservas comerciales de petróleo crudo en Estados Unidos volvieron a bajar con fuerza la semana pasada, una sorpresa para los analistas, según el informe semanal de la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA) divulgado el miércoles.

Las reservas comerciales de crudo en el país cayeron 9.9 millones de barriles (mb) la semana que terminó el 22 de enero sobre la anterior. Los analistas esperaban un alza de 1.5 mb.

Las existencias de oro negro estadounidense se situaron en 476.7 millones de barriles, igualmente un 5% por encima de la media de los últimos cinco años.

Las reservas de gasolina en tanto, aumentaron en 2.5 millones de barriles, superando las expectativas de los analistas, que preveían un alza de 1.3 mb.

A pesar de la caída de stocks de crudo, que hace presagiar una menor oferta, el mercado sigue perturbado por señales alarmantes en la vereda del consumo.

"Los datos económicos siguen mostrando el impacto negativo de la segunda ola de contagios con coronavirus y las campañas de vacunación en el mundo dejan todavía que desear", indicó Bart Melek de TD Securities.

"Eso lleva a muchos observadores, incluido TD Securities, a bajar sus previsiones de demanda para 2021", continuó el experto.