Los precios del petróleo en Estados Unidos subieron levemente el martes 19 de mayo, cuando el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, apoyó extender algunas medidas destinadas a impulsar la economía, mientras que el contrato Brent bajó por la preocupación de que los recortes de producción podrían ser insuficientes.

El petróleo se ha recuperado durante varios días después de numerosos recortes al bombeo por parte de los principales productores para frenar los suministros.

También ha ayudado en este repunte la decisión de gobiernos de todo el mundo de aliviar las restricciones al movimiento establecidas para detener la propagación del coronavirus.

El contrato de primera posición del crudo West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI), que expira este martes, ganó 68 centavos, o un 2.1%, a 32.50 dólares el barril. El contrato del WTI para julio se negociaba con volúmenes mucho más altos y subió a 31.64 dólares por barril.

Mientras, el crudo referencial Brent bajó 16 centavos, o un 0.5, a 34.65 dólares el barril.

El mercado se debilitó poco después de que Mnuchin y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, enfrentaran duras preguntas en una audiencia en el Senado, pero recibió otro impulso después de que Mnuchin dijo estar dispuesto a considerar una extensión y modificación de un programa de préstamos para pequeñas empresas.

Se espera que la recuperación de la demanda mundial de crudo sea lenta. Consultores del grupo Eurasia se refirieron a una "recesión mundial, consumidores cautos y un pico posterior y potencialmente peor del brote del coronavirus en mercados emergentes como Latinoamérica, África y el sur de Asia".

Pese a todo, ante la mejora de la demanda de combustible, se cree que hay pocas posibilidades de que se vaya a repetir el desplome histórico de precios por debajo de cero del mes pasado.

kg