Los precios del petróleo cayeron cerca de un 1% el martes, porque los inversionistas aguardaban señales de la OPEP y sus aliados, después de que pospusieron una reunión formal para decidir si elevar la producción a partir de enero.

El crudo Brent bajó 46 centavos, o un 0.96%, a 47.42 dólares el barril y el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cayó 79 centavos, o un 1.74%, a 44.55 dólares.

Ambos contratos subieron alrededor de un 27% en noviembre, impulsados por la esperanza de que las vacunas contra el Covid-19 estimulen la economía mundial y la demanda por combustible, y ayudados por la expectativa de que los productores de petróleo mantengan un estricto control de la oferta.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros aliados, un grupo conocido como OPEP+, retrasó las conversaciones sobre la política de producción de 2021 al jueves, ya que los principales actores aún no se habían puesto de acuerdo, según fuentes.

"Los aparentes problemas en las discusiones de la OPEP que han obligado a retrasar las reuniones de la OPEP+ hasta el jueves han parado el impulso alcista del precio del petróleo que resultó bastante impresionante el mes pasado", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates.

"Un repunte tan fuerte en un período tan corto resultó en una condición técnica de sobrecompra que explica en gran medida la caída de los precios en las últimas dos sesiones", añadió.

El grupo debía aliviar los actuales recortes de producción de 7.7 millones de barriles por día (bpd) en 2 millones de bpd a partir de enero.

Con una demanda todavía débil, la OPEP+ ha estado considerando la posibilidad de extender los recortes actuales de alrededor del 8% de la demanda mundial a los primeros meses de 2021, posición respaldada por el líder de facto de la OPEP, Arabia Saudita, dicen las fuentes. Rusia, mientras tanto, apoya un aumento gradual.

"El grupo probablemente encontrará algún acomodo para salvar las apariencias, y una breve prórroga el resultado más probable, seguido de un retorno gradual de la producción", dijo Helima Croft de Royal Bank of Canada.

"Sin embargo, este último fracaso no augura una cohesión colectiva en 2021, ya que abunda el optimismo sobre las vacunas y los productores prevén una fuerte recuperación", añadió Croft.

Una encuesta de Reuters de 40 economistas y analistas pronostica que el Brent promediará 49.35 dólares por barril el próximo año.

kg