Los precios del petróleo ganaron algo de terreno el miércoles luego de dos sesiones en fuerte alza, a medida que se disipa el temor a la variante Ómicron del coronavirus y a pesar de un reporte discreto sobre reservas en Estados Unidos.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero ganó 0.50% en Londres a 75.82 dólares.

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en enero subió 0.43% a 72.36 dólares.

El petróleo inició la jornada al alza en un mercado más aliviado con las novedades de la nueva variante de Covid-19. Datos preliminares sugieren que los síntomas son menos graves que en el caso de Delta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, los laboratorios Pfizer y BioNTech aseguraron que su vacuna contra la Covid-19 es "eficaz" contra ómicron para los individuos que recibieron tres dosis.

El mercado también observó el reporte de reservas comerciales en Estados Unidos al cual "no supo cómo reaccionar" según Edward Moya, analista de Oanda.

Las reservas comerciales de petróleo en Estados Unidos bajaron ligeramente la semana pasada, según los datos publicados el miércoles por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA).

El descenso fue menor al esperado por el mercado.

En la semana que terminó el 3 de diciembre, las reservas de crudo bajaron 200,000 barriles para ubicarse en 432.9 millones de barriles.

Aunque podría haber sostenido los precios, el efecto del informe se vio atenuado por la sensible baja de las reservas estratégicas de crudo (1.7 mb) y por la caída, también bastante marcada, del consumo de hidrocarburos en Estados Unidos.

En conjunto "es un informe bastante malo para los precios", resumió John Kilduff, de Again Capital, quien resaltó la caída de la demanda de algunos productos.

Una marcada baja del dólar permitió luego del informe un cierre al alza, según Matt Smith, responsable de análisis petrolero de Kpler.

kg