Los precios del crudo retrocedieron el jueves desde un máximo en 13 meses, debido a las preocupaciones de que cuatro meses de alza en los contratos futuros harán que los productores en Estados Unidos aumenten el bombeo y los miembros de la OPEP+ remuevan algunos de sus recortes.

Los futuros del Brent para abril cayeron 16 centavos, o un 0.24%, a 66.88 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cerró con un alza de 0.31 centavos, o un 0.49%, a 63.53 dólares por barril.

Ambos contratos alcanzaron su nivel más alto desde el 8 de enero de 2020 previamente en la sesión, con el Brent a 67.70 dólares y el WTI a 63.79 dólares. El contrato del Brent para abril expira el viernes.

Analistas señalan que el alza de los precios del petróleo —tanto el Brent como el WTI han ganado más de un 75% en los últimos cuatro meses— podría animar a los productores estadounidenses a volver a bombear y a la OPEP+ a flexibilizar sus reducciones de producción.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, un grupo conocido como OPEP+, se reunirán el 4 de marzo.

El grupo discutirá una leve flexibilización de las restricciones al suministro de petróleo a partir de abril ante una recuperación de los precios, dijeron fuentes de la OPEP+, aunque algunos sugieren mantenerlas estables por el momento dado el riesgo de nuevos reveses en la batalla contra la pandemia.

En tanto, las garantías de la Reserva Federal (Fed) de que las tasas de interés de Estados Unidos se mantendrían bajas por un tiempo impulsaron el apetito de los inversores y los mercados de valores mundiales por los activos de riesgo.

Una severa tormenta invernal en Texas provocó que la producción de crudo estadounidense cayera en más del 10%, o 1 millón de barriles por día (bpd) la semana pasada, dijo el miércoles la Administración de Información de Energía.

Los suministros de combustible en el mayor consumidor de petróleo del mundo también podrían ajustarse debido a que los insumos de crudo de sus refinerías cayeron a su nivel más bajo desde septiembre de 2008, mostraron datos de la EIA.

Analistas de ING dijeron que las existencias de crudo de Estados Unidos podrían aumentar en las próximas semanas, ya que la producción se ha recuperado con bastante rapidez. Se pronostica que la capacidad de refinación tardará más en volver a la normalidad. 

kg