Los precios del petróleo se hundieron más de un 5% o más de 2 dólares por barril el miércoles, después de que los inventarios en Estados Unidos anotaron otro récord y un repunte de los casos de coronavirus en Alemania y regiones muy pobladas de Estados Unidos.

Estados Unidos registró su segundo mayor incremento de casos de coronavirus desde que comenzó la crisis sanitaria. Un número creciente de casos de coronavirus en el país, China, Latinoamérica e India ha puesto nerviosos a los inversores.

"El mercado está señalando que si no se asegura constantemente que estamos saliendo del colapso de la demanda ocurrido debido a la pandemia, entonces los precios más altos del petróleo realmente no tienen sentido", dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado en Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

El petróleo Brent perdió 2.32 dólares, o un 5.44%, a 40.31 dólares el barril, un día después de que tocó su mayor nivel desde que comenzó la crisis del mercado en marzo.

En tanto, el crudo estadounidense WTI retrocedió 2.36 dólares, o un 5.85%, a 38.01 dólares por barril.

Un dólar más fuerte, que se mueve de manera inversa al petróleo, y una retroceso de las acciones también pesaron sobre el mercado del crudo.

Los inventarios de crudo subieron en 1.4 millones de barriles en la semana al 19 de junio, a 540.7 millones de barriles, informó el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés). Fue el tercer récord consecutivo de las existencias.

El Fondo Monetario Internacional dijo que la pandemia estaba causando un daño económico más profundo del pensado inicialmente y recortó aún más sus proyecciones de producción global del 2020.

abr