El precio del petróleo registraba una fuerte caída de 3.21% en el mercado de Londres este lunes debido a la propagación del nuevo coronavirus en China, que podría afectar la demanda de crudo en el mundo.

Hacia las 10:40 GMT, el barril de Brent del Mar del Norte con entrega en marzo se cotizaba a 58.74 dólares, en baja de 3.21% con respecto al cierre del viernes pasado.

En Nueva York, el barril estadounidense de West Texas Intermediate de Estados Unidos (WTI) con entrega en marzo perdía 3.28%, a 52.41 dólares.

"Los inversores temen una desaceleración del crecimiento en China y del sector del turismo en el mundo, dos factores clave en la demanda de petróleo", explicó Neil Wilson, de Markets.com.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman Al-Saud, intentó calmar a los mercados asegurando este lunes que está atento a los desarrollos en China, al tiempo que indicó que confía en que el nuevo virus pueda ser contenido.

La reacción de los mercados "se debe principalmente a factores psicológicos y a las expectativas extremadamente negativas adoptadas por algunos participantes en el mercado, a pesar de su muy limitado impacto en la demanda mundial de petróleo", afirmó.

La mayoría de mercados financieros se está viendo afectada por el aumento de la capacidad de propagación del virus, aunque muchos están cerrados en Asia por las festividades del Año Nuevo Lunar.

"Ese pesimismo extremo se produjo en 2003 durante el brote de SARS, aunque no causó una reducción significativa de la demanda de petróleo", dijo el príncipe Abdulaziz.

También mostró se mostró confiado en que el reino y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), junto con productores aliados, tienen capacidad para responder y estabilizar el mercado si es necesario.

erp