Los precios del crudo se desplomaban cerca de un 4% este martes, impactados por el temor a nuevas restricciones por la pandemia de coronavirus y una lenta distribución de las vacunas en Europa que podrían afectar a la recuperación de la demanda, mientras que la fortaleza del dólar añadía presión.

A las 10:10 GMT, los futuros del crudo Brent perdían 2.48 dólares, o un 3.87%, a 62.11 dólares el barril, mientras que los del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) se desplomaban 2.40 dólares, o un 3.93%, a 59.15 dólares el barril.

La Europa continental está endureciendo las medidas por el coronavirus, restringiendo aún más la movilidad", dijo el Commerzbank. "Es probable que esto tenga su correspondiente impacto negativo en la demanda petrolera".

La ampliación de los confinamientos en Europa está siendo provocada por la amenaza de una tercera ola de infecciones, con una nueva variante del coronavirus en el continente.

El alza del dólar también está presionando los valores. Como el crudo se tasa en dólares, una mayor fortaleza del billete verde encarece el barril para los tenedores de otras divisas.

Los mercados petroleros físicos están indicando que la demanda es más baja, mucho más que el mercado de futuros.

"Los precios físicos han sido más bajos de lo que los futuros llevan varias semanas sugiriendo", dijo Lachlan Shaw, jefe de análisis de materias primas del National Australia Bank.