Los precios del petróleo subieron más de un 3% el lunes, impulsados por lo que se espera sea un lento retorno a la producción normal de crudo en Estados Unidos tras la ola de frío que sacudió a Texas la semana pasada.

Los productores estadounidenses dejaron de bombear entre 2 millones y 4 millones de barriles por día de crudo debido al mal tiempo en Texas y otros estados productores. Las condiciones inusualmente frías pudieron provocar daños en las instalaciones que mantendrían los problemas en la producción más tiempo de lo esperado.

El crudo Brent subió 2.33 dólares, o un 3.7%, a 65.24 dólares el barril, mientras que el petróleo estadounidense West Texas Intermiediate (WTI) ganó 2.25 dólares, o un 3.8%, a 61.49 dólares el barril.

El WTI para entrega en marzo vence el lunes y el contrato de abril, más negociado, subió 1.91 dólares, o un 3.2%, a 61.19 dólares el barril.

Los productores de petróleo de esquisto de la región podrían tardar al menos dos semanas en reiniciar por completo la producción a niveles normales, dijeron fuentes, ya que las evaluaciones sobre los daños y las interrupciones de energía ralentizan su recuperación.

La pérdida significativa tanto de la producción de crudo como de gasolina sugiere más alza y probabilidad de nuevos máximos posiblemente dentro de un plazo de una semana", dijo Jim Ritterbusch de la consultora Ritterbusch and Associates.

Pero con una capacidad de refinación limitada y la expectativa de que las refinerías también podrían tardar semanas en volver a la normalidad, los precios del petróleo pueden caer debido a la falta de demanda, dijo Bob Yawger, director de futuros de energía de Mizuho en Nueva York.

"El mercado se está comportando como si las refinerías fueran a estar operativas más rápido de lo esperado", dijo Yawger.

Por primera vez desde noviembre, las empresas de perforación estadounidenses redujeron la cantidad de plataformas petrolíferas en funcionamiento debido al frío extremo que envuelve a Texas, Nuevo México y otros centros de producción de energía, lo que indica una oferta aún más escasa para el futuro.

kg