Los precios del petróleo se recuperaron este viernes después de una fuerte caída en la jornada previa, en un contexto de persistente fragilidad para la demanda de crudo.

En el mercado de Nueva York, el barril de crudo estadounidense WTI para entrega en septiembre ganó 0.9% o 35 centavos y cerrando en 40.27 dólares.

En Londres, un barril de petróleo Brent del Mar del Norte para entrega en ese mismo mes terminó en 43.30 dólares, un 0.8% o 36 centavos por encima del cierre del jueves.

El día anterior, los precios de ambos barriles habían caído más de 5% durante la sesión, bajo el efecto combinado de la entrada oficial de Estados Unidos en recesión y un mensaje en Twitter emitido por el presidente Donald Trump que sugería la posibilidad de un aplazamiento de las elecciones de noviembre.

En el acumulado de julio, sin embargo, el Brent subió más del 5% y el WTI, un 2.5 por ciento.